Mis pies remueven el césped ( ovillejo clásico) Descansan bajo un ciprés, mis pies. Que complacidos se eleven. Remueven disfrutando como un huésped el césped. Aunque pase un cortacésped, nunca los querré mover, si no cesa de llover mis pies remueven el césped. Las piedras: Las piedras que miramos...