La lágrima: Llueven de mis ojos gotas diáfanas que cubren mi cara. Son espinas llenas de penas, frustraciones y traumas que se clavan en mi alma y su rocío riega las flores del dolor. Llorando me desahogo, expulso todos mis tormentos. Y aunque note los pinchazos de los alfileres,...