Suscríbete al blog

Navegando en el mar del amor

NAVEGANDO EN EL MAR DEL AMOR:

Navegando en el mar del amor
El barco del amor

El amor es como un mar,

con días de calma y de tempestad.

Yo navego a través del mar,

cruzando el océano atlántico de Europa a Suramérica

en un velero guiado por la brisa del viento.

Cuando nace el amor,

los rayos de sol iluminan el barco,

las aguas del mar están tranquilas,

una brisa suave acaricia mi rostro,

las estrellas brillan por la noche

y guian el barco como una brújula.

Me gustaría atraparlas con besos y caricias

y que mi amor resplandezca en la noche

tanto como ellas.

Cuando el amor fracasa,

una tormenta sacude el mar,

las olas rugen y se agitan,

el barco choca con grandes acantilados,

se fractura en pedazos

y sufrimos heridas,

igual que mi alma llora por desamor

y reclama su alimento que le falta.

Me gustaría navegar en el barco del amor

desde Europa a América,

guiada por la estrella más hermosa.

Disfrutar minuto tras minuto de tus besos,

miradas, caricias y gestos de amor

y acariciados por las aguas de un mar tranquilo.

Renace el amor

Escribí palabras de nostalgia

cuando una navaja cortó mi alma,

lloré lágrimas de sangre

porque te fuiste y no volviste.

Florecieron orquídeas secas en mi jardín interior.

Me sentía vacía como un desierto,

con abundante arena y sin agua.

Tenía mi corazón arrugado

Marcado por tus palabras y besos

Como cicatrices abiertas

Tapadas por las cortinas de la soledad.

El amor llegó a ser una planta seca,

mis lágrimas se convirtieron en arena,

mis sentimientos los enterré en una roca

y mis versos morían en ríos secos.

Después de un largo periodo,

un hermoso día de primavera,

el sol iluminaba el campo,

brotó un bello verdor en sus plantas.

Se abrieron los capullos,

florecieron los cerezos y almendros.

Las aguas del río bailaban

se escuchaba la melodía del salto de sus cascadas.

Apareciste tú de repente,

destapaste las cortinas de mi alma,

me besaste y acariciaste.

Nacieron dentro de mí

nuevas orquídeas cuyos pétalos se abrían

y sonreían cubiertos de rocío.

Y ahora plasmo en nuevos versos:

“primer amor, primer dolor,

igual que un clavo quita a otro clavo,

renace el amor de nuevo”.

Enlaces externos:

Escritores del mundo:

http://www.escritoresdelmundo.com/

Poetas del mundo: https://www.poetasdelmundo.com/

Poemas del alma: https://www.poemas-del-alma.com/

Asociación internacional de poetas y escritores:

https://www.aipehinc.org/home/autores/

Poetas del fin del mundo:

https://poetasdelfindelmundo.com/

Enlaces internos:

La escalera:https://poemarioelvuelo.com/la-escalera/

Amor en Paris: https://poemarioelvuelo.com/amor-en-paris

He venido para ver: https://poemarioelvuelo.com/he-venido-para-ver/

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This