LOS PECADOS CAPITALES: El avaro( romance): Conocí un varón avaro deseoso del dinero que siempre lo amontonaba. Jugaba a ser financiero fiando grandes cantidades con intereses excelsos y nunca perdonó deudas. Se privaba de alimentos y otras cosas necesarias se mudó de palaciego por un pequeño pisito siendo el...